Descripción: La Casa De Mi Abuela

Han pasado casi diez años desde la última vez que visite el país natal de mi padres, la República Dominicana. Pero de alguna manera, todavía puedo recordar la casa de mi abuela como si fuera ayer. Una pequeña casa al final del camino muy escondida.

Las casas del vecindario representaban la pobreza del país. Eran pequeñas casas hecha de madera. Y con techos  de cana y zinc. Recuerdo también  los perros callejeros que andaban por el vecindario. La casa de mi abuela era la última casa en el callejón y la única que estaba pintada. Todo era muy oscuro y gris, hasta llegar al final del camino donde estaba la vieja casa de mi abuela.

Estaba construida de ladrillo y zinc, pintada de un color amarillo brillante que iluminaba el vecindario entero; con un vejo portón negro y un hermoso patio. Hasta un lindo jardín con plátanos, yuca,y  patatas; y árboles frutales de mangos, naranjas,limones y aguacate.  Recuerdo despertar muy temprano con el cantar del gallo y el sonido de las gallina, y el olor de pan tostado y chocolate caliente. En la noche había un hermoso cielo lleno de estrellas y se escuchaba el ruido de los grillo y las ranas.Recuerdo también ver mi tíos, mi abuela y mi madre reunidos en una fogata conversando y recordando sus vivencias de una manera muy divertida. Estos son los recuerdos que tengo de esa veja casa familiar y ahí terminaba mis veranos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s